Jubilación Anticipada para Trabajadores con un 45% de Discapacidad

A partir del 1 de junio de 2023 entró en vigor el Real Decreto 370/2023, de 16 de mayo, por el que se modifica el RD 1851/2009, en el que se desarrolla la anticipación de la jubilación de los trabajadores con discapacidad en grado igual o superior al 45%.

RD-370-2023-MODIFICA-RD-1851-2009

Los cambios que nos pueden afectar implican:

•Dar nueva redacción al artículo 1, para reducir a 5 años el período de tiempo durante el cual debe acreditarse haber cotizado estando afecto de una discapacidad en grado igual o superior al 45 %, debido a alguna de las patologías relacionadas, ahora, en un nuevo anexo, si bien teniendo que acreditar también que la patología se ha padecido durante el período de 15 años exigidos para alcanzar la pensión de jubilación.

•Dar nuevo contenido al artículo 5, regulando la forma de acreditar la discapacidad que da derecho a la jubilación anticipada.

ANEXO
Discapacidades que pueden dar lugar a la reducción de la edad de jubilación
a) Discapacidad intelectual.
b) Parálisis cerebral.
c) Anomalías genéticas:
1.º Síndrome de Down.
2.º Síndrome de Prader Willi.
3.º Síndrome X frágil.
4.º Osteogénesis imperfecta.
5.º Acondroplasia.
6.º Fibrosis Quística.
7.º Enfermedad de Wilson.
d) Trastornos del espectro autista.
e) Anomalías congénitas secundarias a Talidomida.
f) Secuelas de polio o síndrome postpolio.
g) Daño cerebral (adquirido):
1.º Traumatismo craneoencefálico.
2.º Secuelas de tumores del SNC, infecciones o intoxicaciones.
h) Enfermedad mental:
1.º Esquizofrenia.
2.º Trastorno bipolar.
i) Enfermedad neurológica:
1.º Esclerosis lateral Amiotrófica.
2.º Esclerosis múltiple.
3.º Leucodistrofias.
4.º Síndrome de Tourette.
5.º Lesión medular traumática.»

RD-1851-2009

Así, se establece que la afectación de la persona trabajadora por alguna de las patologías generadoras de discapacidad, listadas en el anexo, habrá de acreditarse mediante informe médico. Este informe deberá indicar la fecha en que se ha iniciado o se ha manifestado la patología. Además, se señala que la acreditación de que la discapacidad deriva de alguna de las patologías del anexo, y de que el grado ha sido igual o superior al 45% durante al menos 5 años deberá efectuarse mediante certificación del Instituto de Mayores y Servicios Sociales o del órgano correspondiente de la respectiva comunidad autónoma, la cual deberá indicar, en todo caso, la fecha en que se ha iniciado o se ha manifestado la discapacidad.

Por último, para acoger la doctrina del Tribunal Supremo en Sentencia 729/2017, de 27 de septiembre, se indica la forma en que debe tenerse en cuenta la concurrencia en la persona trabajadora de patologías generadoras de discapacidad distintas de las recogidas en el anexo a efectos de anticipar su edad de jubilación. Así, se considera que concurrirá un grado de discapacidad en total igual o superior al 45 % cuando conjuntamente se acrediten las siguientes condiciones:

1. Que de la suma de los porcentajes de discapacidad alcanzados en las diferentes dolencias que figuren en el certificado, así como del porcentaje correspondiente a los «baremos complementarios», de ser el caso, resulte un porcentaje de discapacidad total igual o superior al 45 %.

2. Que al menos una de las dolencias reflejadas en el certificado de discapacidad sea una de las relacionadas en el anexo y que el porcentaje de discapacidad alcanzado por esta o estas patologías generadoras de discapacidad relacionadas en el citado anexo suponga al menos el 33 % del total del grado de discapacidad acreditado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.